Una pérdida de potencia causó el accidente en Heathrow

enero 19, 2008

En un principio se pensó en windshear. Ahora, la investigación preliminar ha descubierto que durante la aproximación final, la aeronave sufrió una perdida total o parcial de potencia en ambos motores.

En la fase de aproximación final, tanto el piloto automático como los gases automáticos estaban controlando el avión.

A unas 2 millas del punto de toma y con 600ft de altura, los gases automáticos demandaron un incremento en el empuje de los motores. Pero estos no respondieron.

Los gases automáticos intentaron aumentar el empuje varias veces más sin éxito. La tripulación de vuelo rápidamente trató de solucionarlo de forma manual moviendo la palanca de gases hacia adelante. Los motores, sin embargo, seguían sin responder a la demanda de empuje.

Al cesar el empuje, el avión deceleró acercándose peligrosamente a su velocidad de pérdida y empezó a reducir la escasa distancia que le separaba del suelo.

En la torre de control de Heathrow pensaban que el vuelo BA038 iba a frustrar el aterrizaje y volver a ascender porque veían que el morro del avión iba muy alto pero, poco después, la tripulación declaró emergencia.

La tripulación consiguió controlar el descenso hasta la toma con los planos nivelados. El avión se posó por primera vez en la hierba, a unos 350 metros del umbral de la pista 27L. Continuó deslizandose por la hierba y se detuvo a la altura del umbral de la misma pista. La imagen muestra el recorrido de la aeronave:

Croquis Accidente Heathrow

La toma destrozó el tren de aterrizaje al hundirse en el terreno. Al arrancar el tren principal de su sitio, tanto los motores, como la parte interna de las alas sufrieron daños importantes.La Delegación para la Investigación de Accidentes Aéreos explicó:

“Ahora la investigación está enfocada en un analisis más detallado de la información que contiene el grabador de datos de vuelo, recolectar toda la información disponible de varios módulos y examinar los sistemas de la aeronave que pudieran influir en la operación de los motores”.

Condiciones del aterrizaje

En el momento del aterrizaje el avión tenía el tren abajo, los flaps a unos 20º y parece ser que la tripulación había puesto en marcha el APU.

La meteorología en el momento del accidente no era complicada. Viento de 220º a 16kt, nubes entre 1.400ft y 2.000ft, temperatura 11ºC y punto de rocío 9ºC. Había también un warning por la posibilidad de un cambio en la dirección del viento a 240º y 20kt con rachas de hasta 32kt. La visibilidad era mayor de 10km.

2 comentarios to “Una pérdida de potencia causó el accidente en Heathrow”


  1. […] 24, 2008 En un primer momento, los investigadores barajaban la posibilidad de una pérdida de potencia como la causante del accidente. Ahora, la AAIB ha encontrado evidencias de que el auto-throttle […]

  2. ruben Says:

    es mas confiable lo mecanico que lo electronico, deberian tener un acceso a lo mecanico, es decir los dos modos


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: