¿Puede matarnos el Jet Lag?

mayo 28, 2008

Un día de 1971, una mujer llamada Sarah Krasnoff se llevó a su nieto de 14 años, quien se encontraba en medio de una dura disputa por su custodia, y se subió con él a un avión donde, como ella sabía, no estarían sujeros a ninguna ley y, si no paraban de moverse, la ley no podría atraparles.

Volaron desde Nueva York hasta Amsterdam y una vez allí, tomaron un avión de regreso. De nuevo en Nueva York tomaron otro avión de vuelta a la capital holandesa y desde ahí nuevamente a Nueva York. Así una y otra vez, día tras día. En total 160 saltos.

Durante tantísimos vuelos, vieron una media de 7 veces cada una de las 22 películas que proyectaron. Sus relojes no dejaban de avanzar y retroceder 6 horas en cada salto que hacían.

Finalmente, la odisea de ambos fugitivos terminó cuando Krasnoff, de 74 años, murió. Los médicos suponen que su muerte fue a consecuencia del deterioro sufrido por el llamado Jet Lag. Así que, si los médicos están en lo correcto, sí, el Jet Lag puede llegar a matar.

Fuente: NYTimes.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: